Una veintena de heridos y cinco detenidos tras las cargas policiales en la marcha minera